Dos claves para mantener la motivación de tu hijo

Aplica para niños y jóvenes de 8 a 15 años




Todos los seres humanos sin excepción nos movemos por motivación. La motivación es el motor de la vida y existen 2 tipos: intrínseca y extrínseca.


La primera viene de adentro, y es como una fuente inagotable, por eso suele mantenerse en el tiempo. En cambio, la segunda se genera por medio de estímulos externos que son como inyecciones momentáneas de adrenalina.


Centrándonos en la motivación intrínseca, existen 2 poderosos motivadores que funcionan muy bien en niños y adolescentes que son: el reto y la curiosidad.

CONOCE MÁS DE COMO MOTIVAR A TU HIJO


La curiosidad se conecta con la mente del niño con gran facilidad, ya que sus conexiones neuronales no son tan rígidas como las de un adulto y puede aceptar realidades que están conectadas con el mundo mágico.


Hoy los juegos en donde se generan recompensas inmediatas limitan la curiosidad de los niños, por eso es importante mantenerlos con su capacidad innata para explorar. La curiosidad es el motor de toda invención, ninguna creación es posible sin la curiosidad del niño, entonces, preguntante, ¿de qué manera puedes fomentar este poderoso motivador prendido en las actividades diarias de tu hijo?.


Por otro lado, los retos son el detonante de la curiosidad, es decir enfocan hacia donde se va a dirigir la fuerza creadora de tu hijo.


Los famosos retos de las redes sociales han prendido las alarmas en los padres hasta el punto de pensar que cuando se escucha la palabra reto es que algo peligroso está pasando con mi hijo.


Como toda la orientación que le des a las herramientas es lo que las hace productivas o improductivas, en este caso los retos bien orientados son un motor de progreso para tu hijo.

Pregúntate entonces, ¿Qué de lo que le genera curiosidad a mi hijo puedo utilizar para plantearle retos que le aporten a su crecimiento y su plan de vida?


Ejercicio

Identifica en tu hijo 3 cosas que le generen curiosidad, no necesitas preguntarle solo agudiza tu observación. Identifica estos 3 elementos y proponle 3 retos que lo lleven a socializar con su entorno a partir de su propia curiosidad.

Reflexión

Despertar la curiosidad en tu hijo respecto a temas que a él lo motiven, abre la puerta a que lo puedas retar. Si es algo que a él/ella le gusta, no va sentir ese reto que tiene como intensión llevarlo a ser sociable como una carga.


CONOCE MÁS DE COMO MOTIVAR A TU HIJO

153 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo