Mente Consciente, Corazón Valiente.

- ¿Qué es para ustedes ser un emprendedor?, pregunte.
- Para mi ser un emprenderdor, es ser alguien que tiene sueños, aspiraciones, que a pesar de todo quiere salir adelante-, dijo en el lento palabreo que lo caracterizaba, siendo el único de su salón que se atrevía a participar.

Foto: Duvan y Kevin dos lideres conscientes con un proyecto de vida claro

 

Cuando terminamos la intervención en los grados novenos del Etnoeducativo de Pizamos y nos alistábamos para partir de aquella esquina marginada de la ciudad, que colindaba con los cultivos de caña de azúcar y con las fronteras invisibles comunes en la zona, se acercó y en medio de nuestro afán nos contó que ese día sentía que había recuperado la esperanza en sus sueños y que quería tener nuevas oportunidades para su vida.


Así fue como conocí a Duvan Caicedo, un joven Afrodescendiente que para ese entonces promediaba los 17 años de edad. Este fue el comienzo de una amistad que hasta hoy se mantiene, en la que he podido conocer en él, la valentía del ser humano cuando está determinado a lograr sus sueños.


Y lo reviví el 6 de marzo del 2016, día en el que culminábamos un entrenamiento intensivo de 3 días, dirigido a emprendedores que comenzaban sus proyectos, en el que le dimos una entrada especial a Duvan. Ese día llovía torrencialmente en Cali, y el transporte como ya es característico en nuestra ciudad, se encontraba colapsado, y varios de los participantes presentaban excusas por la tardanza en la llegada, mientras enviaban fotos comprobando que la lluvia no les había permitido salir de sus casas. Mientras veía las fotos y esperaba la llegada de los asistentes, apareció ante mi vista una imagen que hasta el día de hoy conservo en mis adentros, la de un joven con una pequeña discapacidad motriz, que caminaba con determinación como un guerrero en el apogeo de la batalla, para llegar a su silla. Pero antes de hacerlo paso a saludarnos con alegría, venía completamente empapado por la lluvia, y nos saludó diciendo con inocencia, -uy yo creí que no llegaba a la hora.


Varias veces le he preguntado con inquietud, ¿que hace que un joven que ha vivido tantas dificultades en su vida, no se vaya por el camino más “fácil” que lo tiene a la vuelta de la esquina?, y su respuesta solo cambia en escenografías que le suma a la historia o en la tonalidad con el que vive ese momento, pero siempre rescato de su respuesta estas palabras, -es que yo tengo un proyecto de vida, quiero llevarle felicidad a las personas y que otros jóvenes también sepan que son capaces de lograr sus sueños.


Ese propósito de vida (que hoy Duvan a sus 21 años reafirma, estudiando Gastronomía y teniendo ya su microempresa con la que lleva felicidad a través de sus postres), es lo que desde mi experiencia hace que un joven adquiera un criterio de vida para elegir por él y no por las limitaciones de su entorno. En Motor UP nos hemos propuesto a que no sean unos pocos los que lo logren, queremos que sean todos los niños y jóvenes de Colombia, porque tenemos la certeza de que, a través de una educación consciente, la paz está asegurada.

A sus 5 años Duvan tuvo un accidente, mientras jugaba con un amigo al frente de su casa, un taxi se subió al andén y lo atropello. Este accidente lo tuvo 1 mes y medio en coma y al borde de la muerte, y como muy bien él lo relata, -este accidente me enseño lo valiosa que es mi vida, la oportunidad que tengo de vivir, y también de que tengo una mente consciente y un corazón valiente.

¿Te unes a este propósito de formar lideres conscientes para una Colombia en paz?


Siguenos en; facebook: //MotorUpColombia Instagram: @motorupcolombia #lideresconscientes #nuevaeducación #padrinosdelanuevaeducación #educacióncosciente #educaciónparalavida #educaciónfénix #apadrinavida

76 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo